PALO A PRESIDENTES

PALO A PRESIDENTES

septiembre 18, 2020 Desactivado Por Diario de Comitan

Alex Gómez

La visita del gobernador Rutilio Escandón a Comitán dejó una buena jalada de orejas para el presidente y para el presidente que quisiera escucharlo.
Dirigiéndose al mismo alcalde de Comitán pero hablando de todos, soltó un chulo: “la presidencia municipal no es para presumir, es para trabajar”.
Hizo pues un llamado a todos los alcaldes para que en este cierre de administraciones municipales, dejen una buena imagen política que les servirá no sólo para sus intereses políticos sino para la memoria de la gente.
Así que sin decir más, con dos buenas puyas, el tío Ruti tiró dos sendas pedradas para quien quiera agarrarlas.
Ay nanita…

EVIDENCIADO

Un ex gobernador fue evidenciado… de frente.
Pocas veces se le ha visto una cara tan pero tan incómoda al ex gobernador Manuel Velasco.
Recordemos que el otrora poderoso era intocable, nadie hablaba de él y pocos se atrevían a encararlo.
Era pues uno de los consentidos de Enrique Peña Nieto, quien de cariño le llamaba Manolo.
Sin embargo, lo que él tomó como un puente político tranquilo para buscar relanzar su figura, se ha ido convirtiendo en un frente de batalla.
Hace unos días, en cadena nacional, su rostro fue evidenciado luego de sendo discurso en su contra.
Resulta que el compita Santana Armando Guadiana Tijerina, senador por Coahuila, subió al estrado del recinto y, sin tapujos, describió lo de Manuel Velasco como mera vergüenza.
De hecho, pidió durante su participación que desde la cámara alta hicieran lo pertinente para que cosas así no se repitan.
Hizo referencia pues a Manuel Velasco de manera enfática y cómo tejió a su gusto todo para que fuese gobernador, senador, gobernador interino y senador de nuevo, pero todo al mismo tiempo casi casi.
Recuerde usted que el meco Velasco encontró un salvoconducto negociando con Morena la entrega de Chiapas, la operación en contra de candidatos, sobre todo, su inmunidad política.
Pero lo hizo de la manera menos política posible, algo que para muchos llamó la atención, sobre todo quienes vieron los inicios del meco: aquel político calculador, con pasos lentos pero precisos y dejando los menos errores posibles.
Su salida fue pedir licencia como gobernador para competir por la senaduría (algo que tenía muy pero muy garantizado).
Una vez que ganó la senaduría, pidió licencia como senador para regresar a la gubernatura.
Al final, regresó al senado como si nada hubiese pasado y sin el mínimo ápice de vergüenza posible.
Insisto, son pocos quienes se atrevieron antaño a encarar al meco, tal vez el más memorable fue un compita que nada más hizo su circo y después se olvidó del clamor social: Guillermo Santiago.
Por ello llama mucho la atención lo hecho por el senador Santana de haberlo expuesto de tal manera.
La cara de Manuel Velasco mostraba una sonrisa pero en el fondo denotaba ese coraje de impotencia.
De recordar los tiempos del pasado, donde podía hacer lo que quiera y ahora no, estar atrapado en un escenario con un mermado poder político.

EL NECIO DE CHILÓN

Lo dicho: no faltaría el imprudente.
En el municipio de Chilón, a las autoridades les valió un pepino a la sana distancia.
A pesar de las indicaciones de las autoridades de Salud e incluso del mismo gobernador Rutilio Escandón, al alcalde de Chilón se le ocurrió aglomerar a la gente.
Al compita Carlos Idelfonso Jiménez Trujillo se le hizo fácil aprovechar la fiesta del grito para hacer su propio bono político.
Incluso puso bailables en pleno parque central para atraer todavía a más gente para su evento.
Incluso, ataviado en un traje salió puntual a dar el grito, acompañado, curiosamente, de autoridades militares.
Por si no fuese poco, por si llevar la contraria no fue suficiente, el presidente de Chilón fue más allá.
Se atrevió a publicarlo en redes sociales, sin temor alguno a los compentarios, a la crítica social.
Mucho menos tuvo preocupación a la crítica de la autoridad gubernamental porque lo evidenció y cacaraqueó lo más posible.
Ya veremos cómo el Coronavirus castiga a ese presidente y a los imprudentazos que acudieron.
Ya veremos cómo la sociedad premia o castiga al compita Ildefonso Jiménez por su decisión.
Lo dijimos en este espacio: no iba a faltar el imprudente que haría su show, su relajo y querer destacar.
Y a veces, el tiempo da la razón más temprano que tarde.
Mientras otros municipios hicieron su grito virtual, unos más salieron pero solitos a pegar su grito, no faltó el imprudentazo.
Anote el nombre y no lo olvide: un presidente puso en riesgo a su gente, importándole más su imagen política que su gente y salió a dar el grito, con bailables en un parque lleno.

Escríbame a letra.capitalcomitan@gmail.com