DEJAVÚ DE FIESTAS PATRIAS

DEJAVÚ DE FIESTAS PATRIAS

septiembre 14, 2020 Desactivado Por Diario de Comitan

Alex Gómez.

Justo hace tres años, en Chiapas había una situación incómoda: las fiestas patrias llegaban en medio de la destrucción por un sismo superior a los 8 grados de intensidad.
Algunos presidentes, de los pocos conscientes, optaron por cancelar todo evento por respeto a lo sucedido.
Evidentemente nunca faltaron los imprudentes.
Hoy, tres años después, es el Covid quien pone de nuevo la situación incómoda y aunque a diferencia de hace tres años, ahora fue más por orden no hacer bulla, sí llama la atención ver qué hará uno que otro político protagonista.
Vaya situaciones que le tocan a Chiapas, sobre todo en las fiestas patrias.

A UNO DEL PRESIDENTE

Estar a tan sólo un lugar del presidente no es cosa fácil.
Independientemente de colores, de filiaciones, de simpatías, el que Eduardo Ramírez esté ahora tan cerca del presidente Andrés Manuel López Obrador debería alegrarnos no sólo a los comitecos sino a los chiapanecos.
El gran problema de la idiosincrasia de la gente es que se concentra mucho en los posibles rencores o revanchismos personales más que en la visión de un estado mejor.
Para muchos puede ser algo mínimo que el ahora Presidente del Senado esté junto al Presidente en un evento.
Pero si se amplía la visión, es mucho mejor que un comiteco tenga línea directa con el mandamás en turno que estar, como ha sucedido durante muchos años, lejísimos de ello.
Imagine usted que hay un tema prioritario para Chiapas, para Comitán, prefiero que un comiteco se lo diga directo a la oreja de quien tome las decisiones, a que me hagan creer que todavía van a ir a tocar puertas para que al final los atienda el asistente del asistente sólo para dar largas.
Sería buen momento para dejar atrás los revanchismos o los rencores políticos y empezar a pensar en hacer equipo.
Así lo deberían ver, sobre todo, el alcalde comiteco Emmanuel Cordero e incluso el mismo gobernador Rutilio Escandón.
Sobre todo para buscar las oportunidades de picaporte necesarias para hacer las gestiones que se tengan qué hacer.
El no pensar así es, con toda certeza, falta de visión y tener una perspectiva que llega sólo hasta la nariz.
Lamentablemente puede ser que en Chiapas hay muchos así, que en lugar de pensar con la cabeza lo hacen con el estómago.
No es casualidad que Ramírez Aguilar esté en esa posición, no es algo al azar que en el evento de ayer sólo haya estado a una persona del mero mandamás.
Así que, insisto, personalmente prefiero a un comiteco en esta posición que a un compita de otro estado que ya de por sí se benefician a excepción de Chiapas.
Ojalá la clase política amplíe un poquito más la visión y aproveche esta oportunidad de lograr ser escuchado.
Los intermediarios no ayudan al crecimiento de la administración pública, siempre será mejor tener a alguien que entregará el mensaje con derecho de picaporte.
Parafraseando a una serie política de streaming: “la política es como los bienes raíces, siempre se tendrá más valor cuánto más cerca se esté de la fuente”.
Y, en ese sentido, Comitán tiene a un cositía a tan sólo una persona del mero mero.
Cómo lo veamos, depende de cada uno.

JALÓN DE OREJAS A SG

Tal parece que a cierto funcionario del sexenio le dijeron que tenía que aparecer de nuevo.
Luego de andar ‘oculto’ por un tiempo, quien parece asomó la cabeza de nuevo fue Ismael Brito Mazariegos, secretario de gobierno en la actual administración estatal.
Dos levantadas de dedo hizo mediáticamente: una avisando que había logrado la liberación de compitas en San Juan Chamula y la otra haciendo presencia en los honores a la bandera ayer domingo en el centro de Tuxtla.
Pero, más allá de lo que anunció en redes, lo que llama la atención es que le vino la jalada de orejas para dejar de nadar de a muertito y regresar a lo que le corresponde.
Sobre todo cuando el socolteco dedicó mucho tiempo de sus últimos meses en andar futureando.
Le entregó mucho esfuerzo a fortalecer el partido desde donde opera en la distancia, dejando de lado sus obligaciones y permitiendo que en las últimas semanas Chiapas sufriera mucha ingobernabilidad.
Dedicó mucho tiempo en querer empoderar a una ídem en el Congreso para que las decisiones de los levantadedos pasaran por él, aunque evidentemente no tuvo éxito.
Invirtió muchas ganas en querer meter dos sendos golazos en el pleno del Congreso de Chiapas, quedando sólo en evidencia.
Tuvo como resultado una exhibición tremenda en redes sociales, mermando de cierta manera su posición política.
Así que, al parecer le dieron la oportunidad de medio moverse pero el resultado no fue el esperado y ahora tendrá que aparecer de nuevo.
Tuvo como salida la situación del Covid, pues recuerde ese compita se declaró contagiado (como muchos otros que aprovecharon la oportunidad), pero no podía estar en la sombra con Chiapas convirtiéndose en un caldero.
Ojalá en este segundo tramo del sexenio, Brito Mazariegos comprenda que la mejor forma de hacer política de campaña es entregando resultados.
Es dándose a conocer por mantener en orden y a raya las cosas calientes en Chiapas, ganando la confianza de su jefe y posicionando su nombre como hombre de gestión, de alta política, de negociación y, sobre todo, de mucha estrategia.
Incluso, hubo uno que otro paso en la azotea con dos mensajes en medios nacionales donde postulaban el posible cambio de la Secretaría General de Gobierno rumbo a la segunda mitad del sexenio.
Pero ‘haiga sido como haiga sido’, lo cierto es que el encargado de tener las cosas en calma al interior del estado volvió a aparecer y ojalá ahora sí sea para beneficio de Chiapas.

Escríbame a letra.capitalcomitan@gmail.com