¡BAJA DE PESO COMIENDO!

¡BAJA DE PESO COMIENDO!

septiembre 19, 2020 Desactivado Por Diario de Comitan

LNCA: Ma. De los Ángeles Aguilar Rosales.

Estas cansado de seguir dietas restrictivas adelgazar y luego dar el rebote, la idea de comer bien (evitando las grandes cantidades y tentaciones como el azúcar y el exceso de sal y la comida procesada) y no menos, es una idea demasiado bonita para ser verdad ¿no te parece?
La mayoría de personas le tenemos miedo a la palabra “DIETA”, pero ¿sabemos qué es?… Es la suma de todas las comidas que realizamos al día, independientemente si éstas nos aportan algún beneficio nutrimental.
Hay que tener en cuenta que también podemos llevar una dieta sana, equilibrada, adecuada, suficiente, inocua y combinada sin dejar de comer.
Es importante que aprendamos que llevar una dieta sana no es dejar de comer, al contrario, es aprender a comer y saber qué porciones nos corresponden a cada uno, cómo puedo combinar los alimentos para obtener un beneficio de ellos, porque no es comer por comer, si no qué nos aporta a nuestro cuerpo.
Lo ideal sería elegir alimentos o comidas de alto valor nutricional y de calidad y que te hagan sentir llena sin la sensación de tener más hambre después. Y por defecto, comerás menos calorías por su poder saciarte en lugar de estar picando todo el día. Para perder peso y mantenerlo necesitas resetear tu cabeza para no privar a tu cuerpo de comidas con alto valor nutricional.

INCLUYE MÁS FIBRA EN TUS PLATOS
Apuesta por los alimentos ricos en fibra. Las nueces, las semillas, las frambuesas, los brotes o germinados, las legumbres, pueden ayudarte a mantener y promover una digestión más sana así que no las excluyas de tu dieta. Su contenido en fibra, te mantendrá llena por más tiempo y te ayudarán a perder peso. “Lo ideal es apostar por la fibra insoluble que no se absorbe y se hincha en el estómago, que tiene pocas calorías y posee un efecto saciante”.

INCORPORA PROTEÍNAS DE CALIDAD
Comer buenas fuentes de proteínas de forma regular y a lo largo del día, ayuda a adelgazar porque te permitirán sentirte más lleno y acelerar el proceso de adelgazamiento.

CAMBIA EL VOLUMEN DE LOS ALIMENTOS
Así como, por ejemplo, alimentos como la manzana, te ayudan a estar saciada por más tiempo evitando el picoteo. También la sustitución de una bolsa de patatas fritas de la máquina por un snack similar en peso como una pieza de fruta que te guste, un puñado de palomitas caseras o unos garbanzos tostados.

NO OLVIDES HACER EJERCICIO
Es un truco más fácil de lo que parece y querer es poder. Mover tu cuerpo a menudo y a diario, te permitirá comer más y más sano y perder peso. Al gastar más calorías a través de la actividad física, es más probable que quemes calorías y adelgaces.

TOMA AGUA PURA AUNQUE NO TENGAS SED
Estar hidratada y beber agua es la clave para perder peso. La hidratación juega un papel fundamental en tu metabolismo.

Y NO OLVIDES LO MAS IMPORTANTE… DORMIR TUS 8 HORAS
Dormir poco o mal hace que aumenten los niveles de grelina, una hormona que estimula el hambre, y disminuye los de leptina, que indica al cuerpo satisfacción al comer. Por lo tanto, la falta de un sueño adecuado lleva a desear comidas con más cantidad de grasa y carbohidratos. También aumenta el cansancio del día a día, por lo que además de acabar comiendo más y peor, también se tiende a hacer menos ejercicio.

Como ves no es demasiado difícil, sólo es cambiar pequeños hábitos para hacer grandes cambios, come bien hoy para que tu cuerpo te lo agradezca mañana. No olvides acudir siempre a un profesional de la salud para que te aclare dudas o te brinde mayor información.